domingo, 03 de diciembre de 2006
DIGNIDAD


Hace ya un año que la Asamblea Local de Izquierda Unida decidió comunicar al PSOE local que estábamos dispuestos a formar un frente común para desarrollar en Miguel Esteban un proyecto progresista. Para ello, sólo pusimos como condición presentarnos a las elecciones municipales con siglas neutrales o que aparecieran las dos juntas (PSOE e IU).
Como nos gusta hacer las cosas bien, además de hacer esta propuesta personalmente (por carta tanto en la sede del PSOE local como en mano al portavoz del grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento), lo hicimos público por medio de Internet y de la BESANA, porque Izquierda Unida nunca ha tenido nada que esconder.
Sin embargo, aunque la propuesta de coalición electoral animó mucho a buena parte de la izquierda de Miguel Esteban, no ha sido aceptada por el PSOE local.
El hecho de que el PSOE de Miguel Esteban no quiera saber nada de Izquierda Unida tiene consecuencias claras:
Está más claro que el agua que el PSOE de Miguel Esteban sólo habla de "izquierdas" para conseguir votos. Para su actual dirigente, Miguel Ángel Jiménez, IU no es un aliado sino un enemigo incómodo, cosa que ha dejado clara por activa y por pasiva. A nosotros nos da igual que el previsible candidato del PSOE a la alcaldía de Miguel Esteban haya sido militante activo del PP hasta fechas recientes (todo el mundo tiene derecho a cambiar de ideología, aunque sea del blanco al negro), o que según dicen sus enemigos pretenda utilizar al PSOE como trampolín en su carrera política (allá el PSOE con quien coloca como jefe). Lo que no nos da igual es que dicho candidato insinúe y hasta presuma de seguir teniendo una ideología conservadora y se jacte de que uno de sus objetivos es hacer desaparecer a Izquierda Unida del mapa de Miguel Esteban.
En IU pensamos que la previsible candidatura de M.A. Jiménez no beneficia en nada a la izquierda de Miguel Esteban. Que quede claro que no tenemos nada en contra de su capacidad como político o como abogado, lo que pensamos es que, por su pensamiento, donde debería estar, es en el PP, no en un partido que se proclama "de izquierdas".
Por todo ello, que a nadie le quepa la menor duda de que Izquierda Unida dará la batalla en las elecciones municipales y que pensamos regresar al Ayuntamiento con la ayuda de la gente más progresista y dinámica de Miguel Esteban. Esperamos que nuestro candidato a la alcaldía pueda ocupar un puesto de concejal en el Ayuntamiento representando a la izquierda real, a la izquierda sin complejos, a la izquierda que no se avergüenza de sus raíces ni de su ideología.
Pero QUE NO SE EQUIVOQUE NADIE:
Si tenemos nuestros reparos en apoyar al señor Jiménez no es porque nos guste más el PP, sino precisamente porque no nos gustan ni las ideas ni las formas del PP. Si en algo estamos de acuerdo la mayoría de los habitantes de Miguel Esteban es que en estos últimos años la política municipal ha sido vergonzante. Es increíble ver como un día sí y otro también Miguel Esteban sale en los medios de comunicación como protagonista de un escándalo tras otro. Y es increíble cómo el PP pretende hacer ver cómo ellos no son culpables de nada y se presentan como víctimas. Pero todos sabemos que irregularidades de diverso tipo existen y son graves, y prueba de ello es que de tanto en tanto los tribunales así lo demuestran y que el Ayuntamiento gastará en abogados que defiendan los entuertos del Equipo de Gobierno local una cifra de euros que pondrá la piel de gallina a cualquiera. El PP ha gobernado y gobierna Miguel Esteban como si fuese su cortijo particular (todos sabemos que aquí es normal hacer las cosas a dedo). A esto se unen los recientes escándalos de la Seguridad Social, despido arbitrario, el desajuste urbanístico, el caos de la gestión de la construcción y remodelación de edificios públicos, el descontrol y opacidad de las cuentas públicas, y un largo etcétera.
Dejando aparte las responsabilidades legales que pudieran derivarse de la acción de los dirigentes del PP (cosa que no nos compete, para eso están los tribunales), lo que está claro es que los dirigentes del Partido Popular de Miguel Esteban deben reconocer que la división entre los habitantes del pueblo es mayor que nunca, y no pueden escurrir el bulto. El PP de Miguel Esteban ha fracasado en gobernar para todos. Lo que se espera de un partido responsable cuando alcanza el poder es que gobierne para todos, no sólo para la mitad (los simpatizantes de su partido). Y, en Democracia, ésto no se puede admitir.
Por ello, la única salida que vemos es recuperar el espacio de Izquierda Unida en el Ayuntamiento. Ya no sólo porque hace falta una Izquierda nítida y sin medias tintas, que actúe con prudencia y firmeza, sino porque urge que exista una tercera fuerza política que supere la polarización social de Miguel Esteban.
Con la ayuda de la gente con principios de Miguel Esteban lo conseguiremos.
Publicado por Desconocido @ 15:18
 | Enviar