sábado, 24 de febrero de 2007

Entre todas las cosas, la más importante es, sin ninguna duda, la salud. Por eso, cuando un partido político pone en marcha un programa, la Sanidad debe ocupar un espacio central.
En Castilla- La Mancha, la Sanidad es responsabilidad del SESCAM, gestionado por el gobierno del Sr. Barreda (PSOE). Todos recordamos como al principio de echar a andar el SESCAM, se nos prometió a los castellano-manchegos el oro y el moro; aún conservamos la imagen del entonces presidente José Bono anunciando a los cuatro vientos la compra de aparatos de resonancia magnética y las azafatas que nos puso en el servicio de Urgencias del Hospital Mancha-Centro de Alcázar. Hoy, la visión gloriosa que se nos presentó se cae por su propio peso:
ArdiendoLas urgencias están colapsadas. Da grima ver cómo las camas se apilan en los pasillos.
ArdiendoLas listas de espera para cualquier operación siguen siendo larguísimas.
ArdiendoEl SESCAM tiene que echar mano de Hospitales privados (como, por ejemplo, el Centro Clínico de Alcázar) para desahogar esas listas de espera, gastando un dinero que bien podría invertir en crear nuevas instalaciones sanitarias y en contratar nuevos profesionales médicos.
ArdiendoEl Hospital Mancha-Centro, que es el más cercano a Miguel Esteban, esta al borde del colapso: hasta el área de pediatría está llena de gente mayor porque faltan camas a porrillo.
ArdiendoLos médicos de Miguel Esteban (por ejemplo) apenas dan abasto a la demanda: es materialmente IMPOSIBLE que un profesional médico pueda dar una buena atención a 40 pacientes en una mañana.
ArdiendoEl servicio de pediatría en Miguel Esteban se ha quedado escaso.
ArdiendoDebido al gran volumen de pacientes por médico, el servicio domiciliario a los pacientes mayores o con movilidad reducida está seriamente amenazado.
Cualquier persona con dos dedos de frente estará de acuerdo en que lo anterior no es alarmismo, sino la pura verdad. Y todos estamos de acuerdo en que no se puede seguir así, que hay que cambiar las cosas. Tanto el PP como el PSOE, siguiendo políticas de déficit cero, han dejado de ver el sector público como prioritario. Mientras se gastan (antes el PP, cuando mandaba en Madrid, y ahora el PSOE) millones de euros en campañas publicitarias, en anuncios en la tele y cuñas en la radio, la Salud sigue dejada de lado. Parece como si no quisieran invertir en la Sanidad pública para poder dejarlo todo en manos del sector privado. Izquierda Unida se opone y se opondrá a este estado de la cosas: en lo más importante, que es el trabajo, la sanidad y la educación, I.U. defiende y defenderá con uñas y dientes lo público. Que se desgañiten otros en peleas partidistas; nosotros lucharemos por lo realmente importante. Y la Salud es, sin duda, lo más importante.
Publicado por Desconocido @ 19:33
 | Enviar