domingo, 08 de abril de 2007
Imagen
Imagínense por un momento lo siguiente:
-Si le dijeran que en una ciudad cualquiera el alcalde de dicha ciudad no se elige votando sino que, por ejemplo, siempre tiene que ser el heredero de la familia de los López;
-O que, por ejemplo, el presidente de una región española tiene que ser siempre la hija primogénita de los Martínez;
-O que incluso el Presidente del Gobierno siempre fuera obligatoriamente el heredero de los duques de Alba.
Cualquier persona sensata al oír esto se echaría las manos a la cabeza. Porque se supone que en Democracia los cargos públicos los elige el Pueblo mediante su voto. Sin embargo, en España, la Jefatura del Estado, que es el cargo público de mayor rango del país, la detenta siempre el heredero de la familia Borbón, sin posibilidad de elección directa por parte de los ciudadanos.
En Izquierda Unida, y no sólo nosotros, sino cualquier persona con dos dedos de frente, pensamos que esto no está acorde con los tiempos. Pensamos que el Jefe de Estado debería ser elegido por la gente en elecciones libres y directas, como se hace en la mayoría de los países más prósperos de nuestro entorno europeo, ya gobierne la izquierda o la derecha, como Francia, Italia o Alemania.
La Monarquía Española es, a nuestro juicio, una rémora del pasado que debería ser abolida. Ya ni siquiera entramos a criticar el montón de millones de la antiguas pesetas que se van en el mantenimiento de la Casa Real (que se caracteriza, por cierto, por procrear familias numerosas), sino que simplemente nos basamos en el hecho de que mientras exista un Rey en España los ciudadanos no seremos todos iguales ante la Ley ni tendremos los mismos derechos.
Acabemos con los privilegios medievales. La Jefatura del Estado debiera ser objeto de elección popular y democrática. Por un Estado laico y republicano, este 14 de abril, seguiremos reivindicando la IIIª República.Imagen
Publicado por Desconocido @ 13:04
 | Enviar