martes, 08 de enero de 2008
El Presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Mª Barreda, va a ver incrementado su salario actual de 67.000 euros anuales en otros 50.000 euros en el año 2008. Este aumento representa un 75 %, frente al escaso 3 % para los funcionarios de la Junta que él gobierna. Por otra parte, los Consejeros del Gobierno que preside verán aumentados sus salarios en "tan sólo" un 50 %

En un momento de dificultad económica, en el que muchas familias subsisten con escasos salarios pagando cuantiosas cuotas hipotecarias, y en una comunidad autónoma que no destaca por su posición económica, estas subidas son sencillamente intolerables.
La ideología de izquierdas propugna la justicia social, la austeridad relativa en la forma de vida, la redistribución equitativa de la riqueza, etc. Estos valores son muy loables, pero sorprende observar la facilidad con la que los olvidan los representantes políticos que deberían aplicarlos, y cuya permanencia en el poder se debe a su defensa. Al margen de nuestras convicciones y tendencias políticas, todos deberíamos rechazar este tipo de comportamientos. Pero, desde la izquierda, estas actitudes son doblemente reprobables, ya lo hagan presidentes, diputados, o alcaldes.
Publicado por IU_Miguel_Esteban @ 22:44
 | Enviar