lunes, 24 de agosto de 2009
Los impuestos directos (por ejemplo el IRPF o impuesto de la renta) se pagan según las rentas o ganancias que se tengan, según lo ricos o pobres que seamos: en este tipo de impuestos, cuanto más dinero se gane, más se paga.

Los impuestos indirectos (por ejemplo, el IVA, los impuestos del gasoil, del tabaco, de la electricidad, del butano, los parkímetros de las zonas azules, etc.) se pagan según el consumo, según la cuantía las compras que se hagan: en este caso, un millonario pagaría los mismos impuestos que una familia numerosa a la hora de pagar el aparcamiento, el pan o el tabaco, por ejemplo.

En Izquierda Unida pensamos que los impuestos que se cobran deberían ser sólo los directos, porque los indirectos son injustos: no entendemos por qué se debe pagar una tasa por el hecho de comprar productos, bienes de consumo o servicios.


Publicado por IU_Miguel_Esteban @ 13:17
 | Enviar