sábado, 28 de agosto de 2010

 Nadie duda ya que nos encontramos en medio de una de las peores crisis económicas de la Historia. No hace falta leer los periódicos para darnos cuenta: en nuestro pueblo la mitad de la población las está pasando “canutas”.

No es ahora el momento de lamentaciones, sino de buscar soluciones, porque las hay. El problema es que a los poderosos no les interesan las mismas soluciones que a las personas que vivimos de nuestro trabajo. Como suele decirse, para muestra, un botón:

  • El Gobierno de Zapatero le “regalóa los bancos 6000 millones de euros mientras los directivos de las grandes Cajas y Bancos españoles se llenaban los bolsillos con el dinero estrujado a los trabajadores, y daba ayudas a las multinacionales del sector del automóvil mientras subía el IVA del 16 al 18 por 100, o bajaba el sueldo a los trabajadores públicos y congelaba las pensiones de los jubilados (algo a lo que ni siquiera Aznar se atrevió nunca).

  • La patronal y los grandes banqueros y empresarios están presionando al Gobierno para que facilite el despido, congele pensiones, baje los sueldos y se aumente la edad de jubilación, y han aplaudido la Reforma Laboral del PSOE, que se resume en pocas palabras: para que la economía vaya bien, los trabajadores tenemos que cobrar menos, trabajar más, jubilarnos más tarde y facilitarle las cosas al patrón para que nos despida cuando quiera.

  • El PP está frotándose las manos, porque el PSOE está haciendo lo que ellos desearían pero nunca se hubieran atrevido a hacer por temor a la reacción de los trabajadores. Esperan a que la crisis hunda el Gobierno de Zapatero y que les sirvan una victoria electoral en bandeja. Por eso no mueven ficha, porque el Gobierno está llevando a cabo una política económica totalmente de derechas. Porque, si ganara el PP las próximas elecciones, ¿alguien en su sano juicio creería que el PP iba a mover un solo dedo para deshacer las reformas antisociales del PSOE? En todo caso apretarían aún más las clavijas a los trabajadores.

  • La derecha nacionalista vasca y catalana (PNV y CiU) está aprovechando el momento y son los únicos que apoyan en este momento al Gobierno, ya que además de apoyar la Reforma Laboral que tanto el PP como la derecha vasca y catalana deseaba desde hace tiempo, aprovechan para sacar tajada jugosa para sus propias regiones a cambio de apoyo parlamentario.

La única solución contra los tejemanejes de los poderosos es la unidad de acción de los trabajadores y trabajadoras, levantar nuestra voz como uno solo y no dejarnos arrebatar los derechos que tanto esfuerzo costó conquistar. Tanto el PP como el PSOE han enseñado su verdadero rostro durante la crisis, demostrando que en cuestiones económicas tienen las mismas recetas: mano dura para los trabajadores y guante de seda para los poderosos.

Por eso, el próximo 29 de septiembre debemos secundar la Huelga General, como una manera de que los trabajadores y trabajadoras de este país digamos “¡¡BASTA YA!!” a esta política económica neoliberal, derechista y antisocial.

El próximo 29 de septiembre, ¡¡¡ a la Huelga General !!!


Publicado por IU_Miguel_Esteban @ 11:45
 | Enviar